Sabías que al adoptar un camellón contribuyes con los siguientes beneficios al ambiente:

  • Ayudan a conservar el agua: Las áreas verdes son casi los únicos espacios dentro de la mancha urbana a través de los cuales penetra agua en el subsuelo. La recarga de acuíferos es de gran importancia, no sólo para el suministro de agua en muchas de las delegaciones, sino por el papel que tiene el agua subterránea para detener el hundimiento de la ciudad. Los árboles y arbustos interceptan la lluvia y hacen que descienda lentamente bajo la superficie del suelo; al incrementar la filtración, hacen que disminuya el curso de agua superficial, evitando erosión del suelo e inundaciones; la sombra que producen ayuda a conservar la humedad.
  • Contribuyen a controlar la contaminación del aire: Todos lo sabemos, las áreas verdes liberan oxígeno a la atmósfera y absorben bióxido de carbono. Pero además, árboles y arbustos diluyen la mezcla de contaminantes y filtran gases a través de los poros por los que respiran sus hojas. Ciertas plantas absorben gases contaminantes como el fluoruro de hidrógeno, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno. A través de sus hojas, ramas y tallos, los árboles también atrapan partículas de polvo, humo y cenizas que circulan en el aire. Las áreas verdes también filtran y detienen vapores y olores desagradables.
    • Liberan oxígeno a la atmósfera y absorben bióxido de carbono.
    • Diluyen la mezcla de contaminantes.
    • Filtran gases.
    • Absorben gases contaminantes como el fluoruro de hidrógeno, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno.
    • Atrapan partículas de polvo, humo y cenizas que circulan en el aire.
    • Filtran y detienen vapores y olores desagradables.
    • Influyen positivamente en el clima de la ciudad. La presencia de vegetación bloquea la radiación solar, reduce la velocidad del viento y disminuye la evaporación del suelo. Todo ello ayuda a disminuir los cambios bruscos de temperatura, manteniéndola más baja que la del aire circundante durante el día y evitando que disminuya abruptamente durante la noche. La ausencia de vegetación en algunas zonas de la ciudad, puede determinar un aumento de temperatura de hasta más de diez grados centígrados durante el medio día. Por otro lado, los conjuntos de árboles funcionan a manera de barreras rompe vientos y ayudan a evitar tolvaneras.
    • Son reductos de vida. Las áreas verdes representan la única posibilidad de contacto cotidiano con el medio natural para millones de habitantes de la ciudad. Constituyen el hábitat de cientos de plantas y animales. Ahuehuetes, sauces, fresnos, encinos, tepozanes y acacias, plantas de origen milenario en la cuenca del valle de México, han logrado sobrevivir a los efectos negativos de la contaminación. Parques, jardines y demás espacios verdes, son refugio en el que se alimentan y reproducen gran variedad de insectos, gusanos, aves y otros pequeños vertebrados.
    • Amortiguan el ruido.  Las agrupaciones de árboles de espeso follaje, contribuyen a la disminución del ruido emitido por talleres, industrias y vehículos automotores.
      Proporcionan salud. Aunque es difícil cuantificar los beneficios que aportan las áreas verdes a la salud, son evidentes sus efectos en el mejoramiento de las condiciones respiratorias, reducción del estrés y vinculación afectiva de la gente con la naturaleza. Las áreas verdes son espacios invaluables para el relajamiento, la recreación y el deporte.
    • Aportan beneficios económicos. La vegetación contribuye a mejorar el perfil arquitectónico de casas y edificios, haciendo más atractivos los espacios. El arbolado en las calles, los prados en banquetas y los parques y jardines, incrementan el valor inmobiliario de edificaciones situadas en su proximidad y atraen inversiones. Por otro lado, se han establecido exenciones o disminuciones de impuestos prediales a los habitantes que contribuyen a la conservación de áreas verdes públicas. El establecimiento y mantenimiento de las áreas verdes es un generador de empleos. Los servicios que las áreas verdes proporcionan son invaluables, en contraste con los bajos costos de plantación y mantenimiento que demandan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *